viernes, 24 de febrero de 2012

Moluscos bivalvos: ligeros, ricos en hierro y con poco colesterol

El Blog Cocinar rico y sano cumplió ayer un año y lo queremos celebrar con este post centrado en los ricos mejillones. Esperamos que durante este periodo hayáis disfrutado de las recetas que nuestra nutricionista os ha ido facilitando, recetas ricas, saludables y muy fáciles de elaborar. 
Clams
Características nutricionales

El mejillón o Mytilus edulis es un molusco bivalvo que se encuentra en toda la franja litoral. Se fija a las rocas mediante una estructura llamada biso, que le da una gran capacidad de sujeción necesaria para soportar los embates de las olas. Los filamentos del biso con los que se sujetan a las rocas son muy sólidos, pudiéndose tejer para la confección de ropa. 
Debido a su fácil acceso y cualidades gastronómicas, el mejillón ha sido utilizado como alimento por el hombre desde hace varios miles de años.
Fueron los romanos los que comenzaron a consumirlos en gran escala, cultivándolos por el sencillo método de recogerlos en sus criaderos. Aunque los árabes tuvieron por ellos poco aprecio, después se prestigiaron en España, pues es conocido que el gallego Martínez Motiño, cocinero de Felipe II, los preparaba para este monarca haciéndose gran consumo en su Corte, en parte procedentes de puertos portugueses. 
El Mejillón Mediterráneo es la especie más abundante y casi única en nuestras costas, pues se trata de una especie invasora que ha desplazado de las mismas, incluyendo el Cantábrico, al mejillón común.
Por su abundancia y debido a que se capturan con facilidad, podemos consumir mejillones frescos durante todo el año y a un precio muy asequible.
Son muy nutritivos y su sabor es excelente, a pesar de que se les considera de menor calidad gastronómica que otros moluscos.
Otros moluscos bivalvos destacados serían la almeja fina y chirla, el berberecho, la coquina, la navaja, la ostra y la vieira.
Por su contenido en hierro, las almejas sobre todo, seguidas de  los mejillones y vieiras son un complemento ideal de la dieta en caso de anemia.
Los moluscos bivalvos concentran una cantidad similar de colesterol que la mayoría los pescados (mientras que los crustáceos, incluidos los calamares y similares, muestran un contenido más elevado de esta sustancia; 100-200 miligramos por 100 gramos de alimento).
Las proteínas de los mariscos son más fibrosas, tienen más colágeno, motivo por el que son más difíciles de digerir que el pescado.
Moules Frites at Greens of Whitby

Son alimentos no recomendados en casos de ácido úrico elevado: como aspecto negativo, decir que aportan purinas, procedentes de la degradación de las proteínas del marisco, que cuando nuestro organismo las metaboliza se transforman en ácido úrico.
·        Almejas: 100 g de almejas (limpias) nos aportan unas 47 kcal; unos 11 g de proteínas, 0,5 g de grasa, 24 mg de hierro y cantidades importantes de fósforo, calcio (128 mg por 100 g) y magnesio. Los berberechos tienen un contenido similar en hierro y calcio.
·        Mejillón: 100 g de mejillones (limpios) nos aportan  unas 67 kcal; unos 11 g de proteínas, menos de 2 g de grasa, 4.5 mg de hierro y cantidades importantes de potasio y fósforo.
No obstante, cuando se habla del valor energético hay que tener en cuenta, su forma de elaboración. Unos mejillones al vapor nada tienen que ver con los fritos de mejillón o tigres o unas almejas a la marinera con mucho aceite. Por eso desde aquí os recomendamos algunas formas poco calóricas de prepararlos.
Mejillones al vapor (al estilo gallego)

*     Primero, limpiar muy bien los mejillones con agua y quitarles las “barbas” con un cuchillo.
*     A continuación, introducirlos en una cazuela con un poquito de agua (basta con que cubra el fondo de la cazuela) y ponerla tapada a fuego lento para que abran. Unos 5-10 minutos y después destapar y remover un poco. Hay quien añade un chorrito de vino blanco a la cazuela justo cuando empiezan a abrir los mejillones.
*     Quitar  la cazuela del fuego cuando se hayan abierto la mayoría de los mejillones.

Los que no se abran se tiran y los otros se ponen en una fuente quitándoles un lado de la concha. Para comer, exprimir zumo de limón sobre los mejillones.
En Bélgica, los mejillones se comen en grandes cantidades, nada menos que ¡una cacerola por persona!, sirviéndose al vapor de una forma similar a la anterior, pero añadiendo al agua de cocción cebolla, apio, laurel, sal y pimienta negra, un poco de vino blanco, y acompañados de patatas fritas, constituyendo el plato ‘moules et frites’.
Para hacer el plato más saludable, podemos sustituir las patatas fritas por patatas cocidas y después asadas, como las “Patatas de la abuela” que ya propusimos en un post anterior.
Otras formas de incluirlo en nuestros platos es preparando un salpicón de marisco con tomate, pimiento, cebolla, pepino, palitos de mar, mejillones, pulpo y algunas gambas ó langostinos.
Otras opciones son prepararlos en casa en escabeche, con esta receta de Martín Berasategui, ó incluirlos en arroces y paellas.
También ocasionalmente, o en caso de buscar un aporte calórico extra en personas inapetentes, podemos preparar Mejillones Tigre ó Croquetas de Mejillones y acompañarlos de una buena ensalada verde.

Ø     Receta de la semana:
Sopa de almejas y maíz
Ingredientes para 4 personas:
Clam Chowder
1 cebolla pequeña
2 patatas medianas
1 tallo de apio
3-4 tomates maduros
1 lata pequeña de maíz
1 cucharada de mantequilla
2 cucharadas de aceite de oliva
½ kg de almejas
2 vasos de leche desnatada
2 vasos de agua
Perejil
Tomillo
Laurel
Sal y pimienta negra


En primer lugar lavamos bien las almejas dejándolas unos minutos en agua con sal y frotándolas entre sí, cambiando el agua y repitiendo la operación varias veces.
Una vez limpias las cocemos unos minutos junto con un vaso de agua, una hoja de laurel y un chorreón de vino blanco. Reservamos.
Por otra parte, colocamos el aceite y la mantequilla en una cacerola, donde pocharemos la cebolla y el apio en trocitos junto con las patatas, partidas en dados pequeños.  Añadimos después los tomates, también troceados y el maíz. Colamos el caldo de cocción de las almejas y se lo añadimos, junto con la leche, sal, pimienta, tomillo y el otro vaso de agua, dejando cocer unos 15 minutos a fuego suave.
Finalmente añadimos las almejas, rectificamos de sal y pimienta y dejamos cocer unos minutos más hasta que las patatas estén tiernas.

Servir con perejil picado por encima y opcionalmente unas cuantas galletitas saladas redondas.

Ø     Para saber más:
Fiesta de la Ostra (Soutomaior) que se celebra el primer fin de semana del mes de abril.

viernes, 17 de febrero de 2012

¡A la rica manzana!

En esta época del año a caballo entre el invierno y la primavera, los cítricos ya comienzan a escasear,  y otras frutas como las fresas, aunque ya disponibles en el mercado, aún no están en su mayor punto de dulzor y a su mejor precio. Pero podemos aprovechar para consumir manzanas, que por sus numerosas variedades, podemos encontrar en el mercado todo el año y que poseen múltiples propiedades saludables.
Des pommes

El manzano es el árbol frutal más cultivado en el mundo. Pertenece a la familia de las Rosáceas. Se cita en la Biblia, en la mitología griega y fue introducido en la península por los romanos y los árabes. Su fruta, la manzana, consumida desde hace 20.000 años, muestra colores diferentes de la piel dependiendo de la variedad: amarillas, verdes, rojas y bicolores.
Las variedades más cultivadas en España son:
Golden: De fruto grande, con piel delgada y resistente de color amarillo-verdoso con puntos oscuros y carne blanco-amarillenta, crujiente, jugosa, aromática y sabrosa. Ideal para su consumo en mesa, zumos y para cocinar. Su mejor momento es todo el año.
Gala: Su piel amarillo-anaranjada presenta líneas rojas y su pulpa un color amarillento y textura fi­na, crocante, jugosa y aromática. Es muy valorada para su consumo en mesa, aunque resulta idónea también para ensaladas y asados.
Reineta: Su nombre completo es Reineta de Reinetas y es una de las más emblemáticas en la producción de nuestro país. Su origen es francés y posee una forma achatada, un color amarillo grisáceo y un sabor azucarado con un toque ácido. Perfecta para cocinar, asados y compotas.
Granny Smith: Su piel adquiere tonalidades verdosas muy intensas que la hacen inconfundible. Es algo más redondeada que las demás variedades, con carne muy blanca, de textura fuerte, jugosa y con ciertos toques ácidos. Ideal en ensaladas porque no se oxida tan rápido como otras variedades y también asada.
Verde Doncella: Tiene un tamaño mediano y su piel acharolada presenta una coloración verde-rosada, con pulpa blanco-verdosa de textura dura, muy jugosa y con sabor dulce y perfumado.
Por otra parte, en otoño podemos disfrutar de las camuesas, una variedad autóctona de manzana propia de la Subbetica cordobesa.
Early Red One: Su piel es brillante y de un color rojo intenso, con carne muy dulce y jugosa.
Red Delicious: Fruto de color rojo más o menos intenso, con un punteado amarillo. Su pulpa es azucarada, jugosa, acidulada y muy aromática.
Starking: Fruto de gran tamaño, piel brillante roja estriada con amarillo y carne amarillento-blanquecina, de textura crujiente, muy jugosa y sabor suave azucarado.
Propiedades
Un 85% de su composición es agua, por lo que resulta muy refrescante e hidratante.
La manzana aporta hidratos de carbono fundamentalmente en forma de  fructosa, glucosa y sacarosa, y contiene cantidades apreciables de fibra, sobre todo pectinas, que contribuyen a regular los niveles de colesterol. Por su contenido en fibra y fructosa, es una fruta adecuada para personas con diabetes.
Son una importante fuente de flavonoides diversos como los flavonoles, catequinas y procianidinas, compuestos con una potente actividad antioxidante.

*      Laxante y astringente
Quizá la propiedad más conocida de la manzana sea su acción reguladora intestinal. Si la comemos cruda y con piel es útil para tratar el estreñimiento, ya que se aprovecha la fibra insoluble presente en la piel, que estimula la actividad intestinal. Igualmente, la pulpa de la manzana es una fruta muy rica en pectina, fibra soluble, que tiene la particularidad de retener agua, y se le atribuyen efectos benéficos en caso de diarrea ya que hace más lento el tránsito intestinal.
Además, la manzana es, después del membrillo, una de las frutas más ricas en taninos, sustancias con propiedades astringentes y antiinflamatorias. Los taninos aparecen cuando se deja oscurecer la pulpa de una manzana pelada. De manera que podemos decir que la manzana cruda y con piel es laxante, y si la manzana se consume pelada, rallada y oscurecida tiene el efecto contrario.
*      Contra el deterioro muscular
Según un estudio de la Universidad de Iowa, un compuesto natural que se encuentra en las manzanas, podría evitar el deterioro muscular resultante del envejecimiento y la enfermedad, según los resultados de un estudio con ratones.
El beneficio parece provenir de un compuesto en la piel de la manzana llamado ácido ursólico, según el Dr. Christopher Adams y colegas.
Además, los ratones que recibieron ácido ursólico se hicieron más delgados y tuvieron niveles más bajos de glucosa, colesterol y triglicéridos, encontraron los investigadores.
"El ácido ursólico es un compuesto natural interesante", aseguró Adams en un comunicado de prensa de la revista. "Es parte de la dieta normal como componente de la piel de las manzanas. Siempre se ha dicho que comer una manzana al día evita tener que ir al médico".
Sin embargo, no está claro si los hallazgos en ratones se confirmarán en ensayos con humanos, ni si la cantidad de ácido ursólico consumido como parte de una dieta normal protegería contra el daño del deterioro muscular.
Modos de preparación
Podemos consumirla como fruta de mesa y entre horas. Bien lavada, se lleva como tentempié a cualquier lugar; para facilitar su consumo a los niños, podemos partirla en gajos, rociarla con unas gotas de limón para evitar que se oxide y guardarla en un recipiente hermético unas horas.


wedge of life

carrot and apple saladSola ó mezclada con zanahoria, queda deliciosa en forma de zumo natural preparado con licuadora. También es ideal en ensaladas, sobre todo la Granny Smith, aportando un toque agridulce, como por ejemplo en la ensalada de pasta, apio y manzana, ó en la ensalada de zanahoria,  manzana y nueces.
Es el ingrediente principal del muesli y se emplea en múltiples salsas, guisos, rellenos y acompañamiento de carnes, mermeladas, compotas, y como ingrediente principal en repostería: strudel, tartas, bizcochos, empanadillas dulces, etc.
Ø     Receta de la semana:
Crumble’ de manzana (Apple crumble)
(En su versión inglesa pronúnciese ‘apol-crámbol’)

Apple CrumbleIngredientes para 10 personas:
1.250 g de manzanas reineta ó golden
300 g (2 vasos) de harina integral
100 g (1 vaso) de copos de avena
150 g de margarina vegetal
200 g (1 vaso) de azúcar moreno
1 cucharadita de canela
Una pizca de sal

Para la crema:
1 cucharada (20 g) de natillas en polvo
500 ml de leche desnatada
4 cucharadas de azúcar ó unas gotas de edulcorante líquido

Precalentamos el horno a unos 150ºC.
En un cuenco hondo colocamos la harina y los copos de avena con una pizca de sal, ½ cucharadita de canela, el azúcar moreno y la margarina bien fría. Con la punta de los dedos, la vamos desmenuzando dentro de la harina hasta que obtengamos una mezcla con pequeños grumos.
Por otro lado pelamos y partimos las manzanas rodajas finas y les añadimos ½ cucharadita de canela. Las colocamos (sin ordenar) en un molde rectangular engrasado y cubrimos con la mezcla anterior.  Horneamos a temperatura media durante unos 45-60 minutos; hasta que los bordes estén dorados y el jugo de las manzanas borbotee.
Se sirve templado, opcionalmente junto con una crema ó natillas muy claritas ó un chorreón de leche.
Composición aproximada por porción:

360 Kcal
7 g proteínas
7,7 g lípidos
68 g hidratos de carbono
1,5 mg colesterol
5,8 g fibra
50 mg sodio


Ø     Para saber más:
Manzana reineta del Bierzo  con Denominación de Origen.
Por: Lati Escudero

viernes, 10 de febrero de 2012

El té y sus propiedades

Tea TimeNada mejor que un té bien caliente para afrontar las bajas temperaturas como las que hemos soportado estos días. Hay una amplia gama de variedades para saborear en buena compañía, desde aquí os proponemos algunos tipos,  junto con algunas de sus propiedades.

El té se obtiene de la planta Camelia Sinensis o Thea Sinensis; es originaria de China, pero se cultiva y se consume desde hace más de 3.000 años, siendo la bebida por antonomasia en Oriente. Fue introducida en Europa a mediados del siglo XVII por los ingleses que habían colonizado la India.
Té blanco, té verde, té rojo y té negro: una misma planta con diferentes sabores y propiedades
Todos los tés se obtienen de la misma planta. Existen más de 200 tipos distintos de té, pero se pueden clasificar en 4 variedades básicas:
  1. Té Blanco: es el mejor y el más caro, porque es muy difícil de obtener. Sus propiedades son mejores que las de todos los demás. De él se utilizan las flores con sus estambres (pelillos), que se dejan secar sin ser manipulados ni fermentados.
  2. Té verde (té no fermentado): Se usan sus hojas frescas, yemas y parte tierna del tallo. Se enrollan, se dejan secar a la sombra durante muy poco tiempo, para que no fermenten.

Tea leaf 八十八夜
Históricamente, el uso medicinal del té verde ha sido empleado en China desde hace miles de años, y el uso extendido por toda Asia de esta bebida se considera una práctica saludable. Muchos estudios científicos apuntan hacia las virtudes del té, tanto negro como verde. Aunque todos los tés tienen propiedades antioxidantes, los  tés blancos y verdes destacan en ello frente al té negro, por su alto contenido en compuestos como los polifenoles, en particular las catequinas y el aminoácido teanina. Por otra parte, cada vez se están obteniendo resultados más prometedores en torno a la contribución del té verde en la lucha contra el cáncer, entre ellos el de estómago, esófago, ovario y colorectal.

Debemos recordar que, en muchos países el té se acompaña de grandes cantidades de azúcar, hábito poco saludable y que a la larga puede influir en la aparición de otras enfermedades, como diabetes, caries dental, malnutrición, obesidad, etc, por lo que siempre es recomendable tomarlo sólo ó muy poco dulce.

La literatura científica, en referencia al té verde, dice que es:

Probablemente eficaz para...
*     Aumentar la agilidad mental, debido a su contenido en cafeína.
*     Las verrugas genitales. Un ungüento específico de extracto de té verde está aprobado por la FDA para el tratamiento de las verrugas genitales.
Posiblemente eficaz para...
*       Prevenir el cáncer de la vejiga, del esófago, de los ovarios y del páncreas. Las mujeres que beben té regularmente, ya sea té verde o té negro, parecen tener un riesgo significativamente más bajo de desarrollar cáncer de ovario si se las compara con las mujeres que nunca o muy rara vez toman té.
*       Reducir el riesgo o retrasar la aparición de la enfermedad de Parkinson. El tomar de una a cuatro tazas de té verde diarias parece ofrecer mayor protección contra la aparición de la enfermedad de Parkinson.
*       La presión arterial baja. El té verde podría ser de ayuda para la gente de edad a las que les baja la presión arterial después de comer.
*       Disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre (hiperlipidemia).
*       Reducir el crecimiento y desarrollo anormal de células (displasia cervical) producido por la infección con el virus papiloma humano (VPH).
  1. Té rojo ó Pu-erh (semi-fermentado), se obtiene a partir de las hojas que se secan al aire libre durante un periodo breve de tiempo para controlar su fermentación. Su aroma es ahumado y resinoso. Lo utilizaban los emperadores chinos desde la antigüedad por que se le tenía por una exquisitez y por sus poderes adelgazantes y favorecedores de la longevidad. Según algunos estudios, ayuda a reducir los niveles de colesterol sanguíneo.
Otra variedad de té semi-fermentado es el té Oolong ó Azul.
  1. Té negro, fermentado, a partir de hojas secas que se dejan fermentar y se vuelven a secar. Es el té común más utilizado en Europa, EE.UU. y en algunos paises sudamericanos. Contiene muchos taninos con propiedades astringentes, posee un aroma más fuerte y contiene más cafeína que otros tés.
Mientras que el té verde por lo general pierde su sabor al cabo de un año, el té negro lo retiene por varios años. Por esta razón, el té negro ha sido desde hace mucho tiempo un artículo de mercadeo.
Desde la dinastía Tang el té negro preparado con agua caliente podía servir de colorante para las telas, siendo popular entre las clases más bajas que no podían acceder a otro tipo de colorantes. Aunque curiosamente, en chino, el té negro se refiere al que nosotros llamamos rojo o Pu-erh.
En el Reino Unido existe una gran tradición de consumo de té negro, con distintas variedades. Los breakfast teas más destacados son el English Breakfast  y el AssamLos afternoon teas son el Earl Grey, Darjeeling y Ceylon. 

Rooibos: tisana sudafricana
Se le conoce popularmente como té rooibos, pero botánicamente no es un té, sino un arbusto que crece de manera natural en Sudáfrica, del que se han aprovechado tradicionalmente sus hojas para elaborar infusiones. Dado que no es un té, esta infusión no contiene cafeína. Hay estudios en ratas que hablan de las propiedades cardioprotectoras de esta infusión.
El rooibos rojo es también conocido como rooibos fermentado (aunque no sería correcto llamarlo así ya que no se produce tal fermentación sino un proceso de oxidación). La principal diferencia con el rooibos verde es que el rojo, una vez cortado y antes de proceder al secado se deja expuesto al oxígeno, de esta manera toma ese color rojizo.
El rooibos verde posee más antioxidantes y es más parecido al té blanco, y como resultado obtendremos una infusión con una tonalidad levemente verdosa, y un sabor muy suave y afrutado.

Receta de té pakistaní

Sweet Chai Tea
¾ litro de agua
½ litro de leche
4-6 cucharadas colmadas de azúcar, azúcar moreno ó unas gotas de  edulcorante
3 cucharadas de té negro en hojas ó 4 bolsitas
1 cucharadita de canela
½ cucharadita de jengibre molido,
¼ de cucharadita de clavo molido
¼ de cucharadita de nuez moscada molida
8 semillas de cardamomo

En una cacerola ponemos el agua a calentar junto con el té, el azúcar, las especias y las semillas de cardamomo ligeramente machacadas. Llevamos a ebullición, dejando que hierva unos 5 minutos para extraer todo el sabor de los ingredientes. Agregamos la leche, removemos y dejamos que se caliente hasta que vuelva a hervir, teniendo precaución de que la leche no rebose. Colamos y servimos bien caliente.
Valor calórico aproximado por vaso de 250 ml: 110 calorías
Tiramisu al Earl Grey:


Black Tea Tiramisù
Ingredientes para 8 personas:
500 g de queso fresco batido desnatado (tipo speissequark)
1 brick de 200 ml de nata baja en grasa (para cocinar)
300 g de bizcochos al huevo (de soletilla)
1 cucharada sopera de cacao en polvo
1 ó 2 vasos de té Earl Grey fuerte recién hecho
8 cucharadas soperas de azúcar
Azúcar vainillado ó esencia de vainilla

Preparar el té y mantenerlo caliente.
Montar la nata a la vez que se le ira añadiendo el azúcar poco a poco y la vainilla.En un cuenco colocamos el queso fresco, y poco a poco se le va añadiendo la nata montada, mezclándolo con suavidad.
Vertemos el té caliente en un plato hondo y vamos bañando en él los bizcochos hasta que se empapen bien pero sin que lleguen a romperse. Se  colocan en el fondo de una bandeja o molde rectangular que no sea muy hondo.
Añadir por encima de los bizcochos la mezcla del queso y espolvorear con el cacao, ayudándonos con un colador para que quede más uniforme.
Cubrir con film transparente y dejar reposar en el frigorífico unas 8 horas.
Valor calórico aproximado por porción: 294 calorías
Ø     Para saber más:
En Granada, podemos encontrar y degustar una gran variedad de tés en un ambiente tranquilo y agradable en Tetería La Oriental, en C/ Calderería Nueva, (esquina con Cuesta Marañas).

Por: Lati Escudero

viernes, 3 de febrero de 2012

Dieta y Cáncer: Receta Brownie Vegano

Se estima que un tercio de los casos de cáncer pueden atribuirse a factores dietéticos que se podrían prevenir con hábitos alimentarios saludables. Teniendo en cuenta este importante porcentaje, el I Congreso Escuela de Pacientes dedicó un taller a “Dieta y Cáncer”, que contaba con los siguientes objetivos:

1. Conocer los mecanismos de producción del cáncer.
2. Conocer el papel que juega la actual alimentación occidental y los tóxicos ambientales en la generación del cáncer.
3. Aprender a aprovechar las herramientas nutricionales que nos da la naturaleza para inducir la eliminación de las células tumorales y estimular nuestro sistema inmune.
5. Conocer alimentos con propiedades anticancerígenas y estimulantes del sistema inmunológico.

La prevención del cáncer tiene mucho que ver con la prevención de otras enfermedades crónicas, especialmente aquéllas con las que el cáncer comparte factores de riesgo comunes, como las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, las enfermedades respiratorias crónicas y la dependencia del alcohol. Factores de riesgo comunes que subyacen en todas estas afecciones son el consumo de tabaco, consumo de alcohol, baja ingesta de frutas y verduras, inactividad física, sobrepeso y obesidad.

Os ofrecemos ahora una de las deliciosas y saludables recetas que se realizaron durante el taller: Brownie Vegano.

Brownie Vegano

Ingredientes:
Para la masa:
75g de dátiles
10 nueces peladas
35g de cacao en polvo desgrasado y sin azúcar añadido
1 cucharada de bicarbonato
150 g de agua filtrada
½ cucharadita de canela
1 pizca de sal marina
200g de garbanzos remojados en agua 12horas
1 hoja de alga kombu

Para la cobertura:
½ tableta de chocolate negro >85% de cacao
6 cucharadas de leche vegetal
40 ml de sirope de agave

Preparación:
Cocemos los garbanzos junto al alga kombu durante 1 hora y media. Precalentamos el horno a 180º. Machacamos gruesamente las nueces con ayuda de un mortero. Trituramos todos los ingredientes para la masa, salvo las nueces con ayuda de un robot de cocina o thermomix. Añadimos las nueces y mezclamos. Vertemos la masa sobre un molde previamente engrasado con aceite de oliva, y horneamos a 180º durante 30 minutos. Desmoldamos y dejamos enfriar en la nevera. Preparamos la cobertura calentando el chocolate junto a la leche. Cubrimos el pastel con la salsa de chocolate y servimos.

Odile Fernández