viernes, 3 de marzo de 2017

Pasta de tomates secos o ‘sobrasada’ vegetal

Con esta receta nos acercamos al sabor de la sobrasada tradicional haciéndola más saludable, al no aportar colesterol y con los beneficios del tomate, de los frutos secos y del aceite de oliva.

Sobrasada 



Ingredientes para un cuenco pequeño:
50 g de tomates secos
50 g de piñones (se pueden sustituir por nueces)
3 hojas de albahaca fresca
1 ó 2 dientes de ajo
1/3 de cucharada rasa de pimentón picante
2/3 de cucharada rasa de pimentón dulce
½ cucharadita de especias para barbacoa ó carne
½ cucharadita de orégano
½ cucharadita de anís en grano (opcional)
1 pizca de cominos molidos (opcional)
1 pizca de pimienta negra
50-100 ml aprox de aceite de oliva virgen extra (suave)


Elaboración:

Hidratamos los tomates introduciéndolos en un cazo con un poco de agua, 1 diente de ajo pelado y troceado y una cucharada de aceite de oliva. Mantenemos a fuego suave durante unos 20 minutos hasta que se hidraten y ablanden. También se pueden encontrar ya hidratados.

Dejamos que se enfríen y los escurrimos.

Se introducen en un recipiente para batir junto con los frutos secos, el otro ajo pelado y las especias. Trituramos y vamos añadiendo el aceite poco a poco hasta conseguir la consistencia que deseemos para obtener una pasta untable.

No añadiremos sal ya que los tomates suelen estar bastante salados.

Servimos sobre rodajitas de pan integral tostado, galletitas saladas (tipo ‘quelitas’ mallorquinas), o biscottes integrales.

También se puede emplear como aliño para potenciar el sabor de guisos, arroces o sopas.

Guardarla en un bote cerrado en el frigorífico y consumir en pocos días o congelar.

1 comentario: